Zen Shiatsu

¿Qué es el Shiatsu?


Es una técnica de origen japonés, basada en la Medicina Tradicional China. En 1955 el Ministerio japonés de Salud Pública ha convenido que: “La terapia Shiatsu es una forma de manipulación aplicada con los pulgares, los dedos y las palmas de las manos, sin ayuda de instrumento alguno, mecánico u otro, para ejercer una presión sobre la piel con vistas a corregir trastornos internos, promover y conservar la salud, tratar y prevenir determinadas enfermedades".

El Shiatsu es una forma de tratamiento y no un estímulo sólo placentero.  El Shiatsu trabaja en el flujo de la energía (Ki o Energía Vital) que circula a través del cuerpo por canales energéticos específicos llamados meridianos.




¿En qué se sustenta esta práctica?


Se basa en la medicina tradicional china y en la necesidad de contacto físico que todos tenemos. Presionar la superficie de la piel del paciente tiene consecuencias físicas y psicológicas para paciente. El Shiatsu promueve la función del sistema nervioso parasimpático llevando al paciente a un estado de relajación y de aumento de respuesta ante las variaciones de salud.





Ver también:


 

El Zen y el Shiatsu


Son muchos los aspectos de la cultura japonesa que han recibido la influencia del Zen: el Kendo (el arte de la espada), el Kyudo (el arte del tiro con arco), el judo, la jardinería, la arquitectura, la ceremonia del té, los arreglos florales, el teatro Noh, la caligrafía, la pintura, la poesía Haiku, e incluso la gastronomía.

El Zen permite entrar en el mundo sin división del Universo (TAO, DIOS). Es por esto que durante la sesión debe haber poca o ninguna conversación: Se logra un “eco vital” entre las dos personas.

El Zen Shiatsu es un estilo y escuela derivada del Shiatsu que fue desarrollada por el maestro Shizuto Masunaga. Consiste en aplicar suaves presiones, manipulación y estiramientos con el objeto de armonizar el fluir de la energía o esencia vital. No significa simplemente aplicar una presión adecuada, el terapeuta tiene también un espíritu de empatía hacia las fuerzas vitales del paciente. La sensibilidad del terapeuta es la esencia del Zen Shiatsu.

Como masaje relajante y descontracturante, el Zen Shiatsu eliminará la carga agobiante que se puede sentir en el pecho, cabeza o en otras partes del cuerpo, como así también problemas digestivos, problemas en la piel, caída del cabello, etc.; todos ellos producidos por nuestro desequilibrio emocional y/o malas posiciones.

 



Efectos generales

    

  • Alivio general de todo tipo de dolor no específico.
  • Equilibra al sistema nervioso autónomo.
  • Devuelve al cuerpo su flexibilidad y elasticidad.
  • Mejora los estados depresivos.
  •  Aumenta y mejora las funciones generales del organismo (funciones digestivas, respiratorias, eliminatorias, sexuales).
  •  Aumenta la resistencia a enfermedades: activa el sistema inmune.
  •  Mejora la circulación de la sangre  y del sistema linfático.
  • Es una terapia relajante en general que induce a una sensación de bienestar y confort que es duradera.
  •  Corrige y alínea el esqueleto actuando sobre músculos, ligamentos y tendones.
  • La terapia Zen Shiatsu, además, potencia el trabajo en forma interdisciplinaria con cualquier tratamiento médico, al lograr un cuerpo relajado y con mayor fluidez de su energía y su circulación.


Efectos particulares

  • Deportes: permite resolver dolencias y recuperaciones ocasionadas en la práctica deportiva en menor tiempo. Esto no se reduce sólo a quienes realizan una actividad deportiva sino que también tiene una aplicación directa en bailarines y otras actividades en áreas del movimiento corporal, como pueden ser los esguinces, contracturas, golpes, lumbalgias, cervialgias, dorsalgias, codo del tenista, etc.
  • Medicina estética: se pueden nombrar la tonificación de la piel y el aumento de la elasticidad y firmeza, disminución y liberación de adherencias, y un mejoramiento de cicatrices brindando un tono muscular idóneo. También, como acelera la circulación venosa, arterial y linfática, potencia los tratamientos de celulitis ya que también actúa como drenaje y reduce la fibrosis y los infiltrados.
  • Psiquiatría y Psicología: ayuda a reubicar en poco tiempo la autoconfianza, regulando los niveles de ansiedad y el estrés, y reduciendo también los procesos de perturbación emocional.
  • Embarazos: resultó de ayuda en los procesos circulatorios y mayor relajación durante el proceso del parto, además de un umbral doloroso de menor intensidad, y eficaz por el contacto ya que en ese estado sus niveles de ansiedad son elevados.
  • Lesiones crónicas: atendidos interdisciplinariamente, se observó una mejoría no solo subjetiva, sino con mayor movilidad de las zonas afectadas, disminución de los edemas locales y mayor confianza en el manejo del umbral doloroso.
  • El Zen Shiatsu también ayuda en: sueño de poca calidad, dolores corporales, fatiga, falta de energía, depresión, ansiedad, dolores de cabeza por tensión, entumecimiento u hormigueo de brazos y piernas y otros.

 

En síntesis, el Zen Shiatsu es una terapia que trabaja en forma global, sobre el ser completo, en el ámbito físico, mental y emocional. Colabora con la persona en la recuperación de su equilibrio e intenta, con un estado de armonía natural, que el paciente recupere y mantenga su salud.




¿Cómo es una sesión de masaje Zen shiatsu?

El Zen Shiatsu se efectúa totalmente vestido, pero con ropas cómodas ligeras y preferentemente de algodón. Se realiza sobre una superficie dura, con un futón o colchoneta, en silla o banco y/o en camilla. También pueden adaptarse las técnicas a una silla para casos de personas con problemas de movilidad.

La sesión comienza con un breve cuestionario acerca de las afecciones que aquejan a la persona en el momento de la consulta así como una descripción de su historia personal. En ese momento el terapeuta realiza un diagnóstico, a través de la espalda del paciente, para observar la distribución de energía y decidir como trabajar de acuerdo a lo que vio, sintió, palpó y/o percibió, y haciendo una correlación de lo que el paciente contó en su historia personal. Después, se desarrolla el masaje en algunas o en todas las posiciones básicas: sentado, de ambos costados, boca abajo y boca arriba.

El Zen Shiatsu se puede acompañar con una música agradable y suave que facilite la relajación y entrega del paciente.

Los efectos totales se perciben dentro de las 24/48 hs., aunque inmediatamente se percibe una intensa relajación con sensación de bienestar. Algunas personas pueden sentirse inmediatamente cansadas por efecto de la relajación y del cese de tensiones musculares que acorazaba al cuerpo, pero luego esta sensación cede para dar paso a una mayor vitalidad.


Parte de una sesión de Zen Shiatsu dada por su creador (Shizuto Masunaga).


Shizuto Masunaga
Creador del Zen Shiatsu




   

 

Preguntas más frecuentes


1- ¿El masaje Zen Shiatsu duele?

Las presiones que se efectúan con esta técnica son poderosas y en ciertos lugares o en algunos puntos pueden doler (por la condición de la persona). El terapeuta bien entrenado conoce hasta donde puede y debe presionar para no dañar a la vez que producir el efecto deseado.

 

2- ¿Se efectúa con la ropa puesta?
Sí.

3- ¿Se puede hacer en una cama?
No es aconsejable, ya que el colchón es una superficie muy blanda y absorberá gran porcentaje de la presión efectuada.

4- ¿Se puede efectuar a embarazadas?
Sí, sólo se usan las posiciones de costado, sentada y boca arriba.
 
5- ¿Se puede efectuar en niños u ancianos?
Sí, por supuesto.